domingo, 15 de octubre de 2017

Otoño


Viento del este  niebla gris, anuncian que viene lo que ha de venir.
No me imagino lo que va a suceder más lo que ahora pase
 ya pasó otra vez...


Las hojas teñidas de amarillo por el Otoño han llegado a nuestra clase y han vestido a nuestro árbol.


Hemos querido investigar y experimentar con las hojas, nada mejor que recolectar algunas de ellas.
Incluso hemos descubierto el sonido de nuestras pisadas sobre las hojas.


Manos a la obra, empieza la recolección 





Hemos comparado las hojas con nuestras manos ya que observamos que en las dos encontramos un montón de rayas.



 Resultado de imagen de nervadura de la hoja

Resultado de imagen de mano partes

Hemos querido acompañar a las hojas en su viaje desde las ramas de los árboles hasta que llegan al suelo; convertidos en árbol hemos soltado las hojas pudiendo ver que describen una línea recta  desde arriba hacia abajo.
Como en la poesía del Otoño, ha sido el viento el que ha soltado a las hojas de sus ramas con su fuerte soplido.

Esta actividad ha sido muy divertida y nos ha ayudado a practicar el soplo, no penséis que es fácil, también hemos vivenciado el concepto espacial arriba-abajo, y como actividad de motricidad fina ha sido estupenda y sin darnos cuenta de todo lo que estamos haciendo en lo que para nosotr@s ha sido un juego.


Por último hemos hecho el recorrido de las hojas pero llevándolo al plano horizontal para luego pasarlo al papel.
En esta actividad hemos trabajado con los colores, la forma circular, la línea recta, el concepto arriba abajo y el equilibrio.







El próximo día trabajaremos con las hojas en el rincón de arte a ver qué somos capaces de hacer.





Con un poco de azúcar ...

!!Todo Trabajo tiene algo divertido, si encontráis ese algo, se convierte en un juego!!

Después de un tiempo de respiro, que siempre vine bien, 
volvemos con los pulmones llenos de aire fresco.
 Empieza una nueva etapa llena de Magia e Ilusión que esperamos compartir con tod@s vosotr@s.

Besos de azúcar para todos y todas





lunes, 18 de enero de 2016

Goya


Francisco de Goya y Lucientes nació en 1746 en Fuendetodos, Zaragoza. Allí comenzó a trabajar en un taller local, todavía anclado en el barroco.Muy joven, realiza un viaje a Italia, donde entra en contacto con el Neoclasicismo, estilo que empieza a imponerse en Europa.
Más tarde se traslada a Madrid, allí conoce a los Bayeu, pintores bien relacionados, con una de cuyas hijas se casará. esto le permite comenzar a trabajar en la Real fábrica de Trapices, para la que realizará numerosos cartones sobre temas populares en un estilo que recuerda al barroco final.
Por estos años, últimos del siglo XVIII, entra en contacto con la aristocracia y la nobleza ilustrada a la que hará algunos de los más conocidos retratos. Es un período feliz y próspero de su vida. Se convierte en pintor de la corte y hace numerosos retratos de los reyes, Carlos III y luego Carlos IV, y de la familia real. En 1792 una grave enfermedad lo deja sordo, lo que a a influir tanto en su carácter como en su estilo, que se hará ás pesimista e introvertido.
Después de la guerra de la independencia se retira a un viejo caserón conocido como la Quinta del sordo, en cuyas paredes pintará las famosas pinturas negras.En estas pinturas Goya crea un estilo personal e innovador que es un claro antecedente del expresionismo del siglo XX.
Muere en Burdeos en 1828.



                                       


domingo, 17 de enero de 2016

Dando vida a Las Meninas

Después de varias semanas de trabajo conociendo a Velázquez y sus obras de arte, nos decidimos a dar vida a una de las más importantes de sus obras. 
Las Maninas
Para ello realizamos  un taller de reciclado para elaborar los trajes de los distintos personajes.
Con aros y papel de periódico retorcido hemos hecho los guardainfantes que serán los que le den la forma a los inmensos trajes que lucían en esa época.
Doblar, enrollar y retorcer






Así conseguimos algo parecido a una cuerda.



A esta estructura le fuimos pegando hojas de periódico para hacer los trajes de las meninas y de la infanta. También se hicieron de papel las pelucas. El resto de trajes se hicieron con bolsas de basura.
  Una vez terminados todos los trajes era momento de dar vida a la obra.