viernes, 26 de diciembre de 2014

El Violonchelo



El violonchelo es un instrumento de cuerda que está entre la viola y el contrabajo. 

Se toca con un arco, y el instrumento apoyado en el suelo y sujeto entre las piernas del violonchelista.

 La palabra proviene del termino italiano violoncello que se pronuncia igual que significa "violón del cielo"
Para presentarnos al violonchelo hemos contado con la ayuda de un extraordinario violonchelista, Sergio Garrido Mariotte.

A diferencia de todos los instrumentos que habíamos visto hasta ahora, el chelo se toca con un arco.
Es una vara de madera sobre la que se tensan cerdas procedentes de crines de caballo. El arco está formado por una cabeza, una varilla, y las cerdas.



Nos enseña las distintas partes del Chelo.


La caja de resonancia, o cuerpo del violonchelo, está formada por una tapa superior, una tapa inferior, y una "faja", que es una sección de madera que une ambas tapas, creando una caja hueca. En el interior de este cuerpo,, se encuentra la barra armónica cuya función es de refuerzo estructural, a la vez que sirve para controlar y distribuir la vibración (sonido) transmitiendo los sonidos a la tapa; y
  el alma, varilla transversal de madera que une las dos tapas del violonchelo, que sirve para modificar y equilibrar la respuesta de las cuatro cuerdas.
foto

 En la tapa superior, se encuentran dos orificios llamados efes (por su forma parecida a esta letra) u "oídos", a ambos lados (respecto de las cuerdas) por donde sale parte del sonido.

Al cuerpo se adosa una prolongación llamada mástil o cuello. Comenzando desde arriba, primero se encuentra la cabeza con la voluta (también llamado "caracol") y el clavijero, en donde se insertan las clavijas, que sirven para sujetar las cuerdas y regular su tensión; sobre éste y prolongándose casi hasta el puente se encuentra la tastiera una placa de madera dura sin trastes  (similar al resto de instrumentos de la familia del violín, y a diferencia de la guitarra) que sirve para "pisar" las cuerdas consiguiendo diferentes notas.
El puente es una pieza de madera que se sitúa hacia la mitad de la tapa del violonchelo y sobre el que se apoyan las cuatro cuerdas. Tiene que estar en posición ligeramente inclinada hacia el cordal y a la misma distancia de las dos efes.

Un poco  mas abajo del puente se encuentra el cordal (que sujeta las cuerdas y ayuda a afinar el violonchelo ya que se encuentran ahí incluidas las llaves (microafinador), pequeñas piezas metálicas con la misma función que las clavijas). 
En su parte inferior está encajado el botón, de donde sale la pica o puntal (también conocida como espiga) que es una pieza metálica, cuya función es apoyar el instrumento en el suelo y regular su altura para comodidad del chelista.
Una vez conocíamos perfectamente las partes del chelo, Sergio nos enseña como se toca, cual es la posición correcta.
Una de las cosas que nos enseña nos hace mucha gracia, el pizzicato, es una palabra italiana que significa pellizcado, este término es utilizado cuando las cuerdas son pellizcadas con los dedos.
Estábamos deseando poder escuchar el maravillosos sonido del chelo, 
Sergio interpretó varios fragmentos para nosotros y nos dejó con la boca abierta.

¡¡¡¡¡¡¡¡¡Qué bonito¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Pero sin lugar a dudas el momento más esperado de esta sesión era poder tocar el violonchelo.
Por un momento se cumplieron nuestros sueños de ser chelista, gracias a la ayuda de Sergio.

Hemos visto que los músicos guardan sus instrumentos como se guardan los grandes tesoros y también los cuidan con mimo.

                       

Damos las gracias de todo corazón a Sergio, sabemos  el enorme esfuerzo que hizo para compartir su música con nosotros, pero como gran músico, lo que siente por la música es algo tan fuerte como el amor y no hay esfuerzo que no valga la pena.
Esperamos que para él también haya sido una experiencia maravillosa como la sido para nosotr@s.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada